Historia del pueblo gitano

El origen de los gitanos también conocidos como pueblo romroma o romaní, es todavía hoy objeto de controversia. Existen varias razones que explican la oscuridad que envuelve a este asunto, como el hecho de que la cultura gitana sea fundamentalmente oral de manera y no se haya conservado por escrito su procedencia.

El pueblo gitano –o rromanò thèm- es indio de origen. En concreto, se cree que procede del noroeste del subcontinente Indio, que abarca  las regiones del Punjab y el Sinth.

Aunque no se sabe muy bien el motivo, los romaníes abandonaron la India alrededor del año 1000 y atravesaron lo que ahora es Afganistán, Irán, Armenia y Turquía. Es por ello que varios pueblos similares a los gitanos viven ahora en la India, probablemente originarios del estado desértico del Rayastán (Rajastán) y, a su vez, distintas poblaciones gitanas reconocidas como tales habitan aún en Irán con el nombre de lurios.

La segunda gran migración se sitúa en el siglo XIII, cuando los hoy llamados gitanos abandonan sus casas ante los ejércitos mongoles que conquistan este territorio. A partir de entonces hay un éxodo continuo que les va a llevar a distintos continentes.

Los oficios que ejercían estos hombres iban desde soldados y agricultores hasta artesanos y artistas. Las hambrunas, las invasiones de los hunos, de los árabes o de los mongoles, las guerras y los desórdenes, y la esperanza de encontrar unas mejores condiciones de vida en otra tierra hicieron que poco a poco diversos grupos de gitanos viajasen en pos del Sol, atravesando el Bósforo y llegando a Europa. 

Grecia y Armenia fueron puntos importantes en este paso desde Oriente al continente europeo. A mediados del siglo XIV se detectan ya asentamientos gitanos en casi todas las islas del Mediterráneo y en la Grecia continental. Poco a poco los grupos gitanos se fueron extendiendo por toda Europa. Dependiendo de las costumbres, la zona geográfica que ocuparon y de la propia lengua hablada por los gitanos, se van configurando los grandes grupos gitanos que han sobrevivido hasta hoy en día: kalé, lovari, sinti, kalderash y manouche

Los primeros romà que llegan a Europa deambulan de país en país relatando las más extraordinarias y misteriosas historias sobre su origen. Los habitantes de los países a los que llegan les escuchan embelesados, pero cuando desaparece la magia por lo desconocido los empiezan a ver como invasores, cuando no como vagabundos, delincuentes o ateos. A partir de ahí, la historia de los romà está sembrada de persecuciones, castigos e incomprensión. Pero eso lo explicaremos más adelante.

En 1492, cuando los europeos llegaron a América, los gitanos ya estaban esparcidos por todo el continente donde, a pesar de una buena acogida inicial, comenzaron a ser perseguidos, marginados, expulsados, severamente castigados, esclavizados o exterminados. Esa situación continúa en la actualidad.

No se sabe muy bien cuándo llegaron los gitanos a España, pero es muy probable que lleven más de 500 años en nuestro país. Los gitanos españoles, al igual que el resto de los europeos, han tenido que sufrir todo tipo de penurias. Así, en 1499, una norma llamada “pragmática de Medina del Campo”, los obligó a abandonar la vida nómada. Algo parecido ocurrió en Polonia, Rusia, Alemania, Escocia, Suecia, Dinamarca o Bélgica.

Los gitanos han sido siempre perseguidos y, de hecho, fueron uno de los colectivos peor tratados por el nazismo durante el Holocausto nazi (1941-1945). Al igual que ocurriera con los judíos, los polacos, los homosexuales o las personas con discapacidad, los gitanos fueron perseguidos e internados en crueles campos de concentración, para ser asesinados. El Holocausto nazi es, probablemente, uno de los peores ejemplos del comportamiento humano que, entre todos y todas, debemos evitar que vuelva a ocurrir.

Hoy en día hay población gitana en muchos países del continente europeo. Personas de esta etnia viven en Eslovaquia, República Checa, Reino Unido, Francia, Italia, Albania, Grecia, Rusia, Ucrania, Serbia, Kosovo, Macedonia y Turquía. Hay alrededor de 650.000 gitanos españoles, con los mismos derechos y deberes que el resto de ciudadanos y ciudadanas y que, aún hoy, siguen sufriendo distintos tipos de discriminación y marginación.

El día 8 de abril es el Día Internacional del Pueblo Gitano, en el que distintas asociaciones, entidades y colectivos se encargan de recordar la necesidad de avanzar en la igualdad y eliminar todo tipo de discriminación. Existen distintas instituciones encargadas de promover el bienestar de las personas gitanas, así como de dar a conocer su riquísima cultura, que destaca en las artes. Un ejemplo de ello son la Fundación Secretariado Gitano o Unión Romaní. Igualmente, el 5 de noviembre se conmemora el Día Internacional de la Lengua Romá o Romaní, la propia del pueblo gitano. El castellano es una lengua que ha recibido muchas influencias y que está en constante evolución. De la misma manera que hay una gran cantidad de palabras y expresiones que tienen raíz árabe, hay otra gran cantidad que provienen de lo que hemos heredado del pueblo romá, al que tenemos que agradecer este legado cultural.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL PUEBLO GITANO.

Gitanos y gitanas hoy. Página de la Fundación Secretariado Gitano

El pueblo gitano. Unión Romaní.