Consejos de escritura de J.K. Rowling

Dictado que hemos realizado hoy.

Si eres un alumno/a del CRA Campo de Argañán, es la tarea que tienes hoy. Recuerda que las palabras en negrita no las hemos escrito, pero te recomiendo que las leas y las tengas en cuenta.

La autora de la saga de libros sobre magia dice que tardó siete años en escribir La piedra filosofal. Se tomó como tarea escribir todos los días un poco, incluso cuando no tenía inspiración.

“Esto va dirigido especialmente a los escritores más jóvenes. No puedes ser un buen escritor sin ser un lector devoto. Leer es la mejor forma de analizar qué hace que un libro sea bueno. Observa qué funciona y por qué disfrutase. Al principio probablemente imitarás a tus escritores favoritos, pero esa es una buena manera de aprender. Después de un tiempo, encontrarás tu propia voz”, dice J.K. Rowling.

Escribir requiere de tiempo y calma, pero principalmente de revisar varias ocasiones lo que uno ha elaborado. Se debe hacer un primer borrador, analizarlo, escribirlo de nuevo, repasarlo varias veces e ir introduciendo mejoras hasta que quede lo mejor posible.

Información para profesorado sobre los dictados en este blog.

Normalmente, cuando hacemos dictados en clase, la corrección la realiza el propio alumno. La dinámica consiste en contrastar su propio texto con el original, correctamente escrito. Ese texto puede ser entregado en papel (la mayor parte de las ocasiones), acompañando una información adicional (en este caso, esta ficha sobre J.K. Rowling).

Igualmente, para periodos de confinamiento he realizado una metodología específica para realizar los dictados.

Así haremos los dictados durante tiempos de confinamiento o como deberes.

Ejemplo de dictado en el confinamiento.

Lo que se busca es que el propio alumno/a encuentre o localice sus propios errores. Para ello, debe ir revisando concienzudamente tanto las palabras como los símbolos de puntuación (en función de los contenidos que se busquen). Una vez localizado un error, se utiliza el sistema de símbolos que se encuentra en la parte inferior. Posteriormente, el alumno/a entrega el primer borrador, que es analizado por el docente, que revisa la corrección realizada. Si encuentra nuevos errores, en vez de explicar la redacción correcta, marca las palabraspara que, de nuevo, el alumno o alumna compruebe cuál es la redacción correcta. Las palabras erróneas no se borran sino que solamente se marcan, escribiendo al margen la palabra correcta, para poder comprobarlo en el futuro.

Es muy importante, para seguir esta metodología, trasladar al alumnado que el error es una parte natural del aprendizaje y que se busca que el dictado esté bien escrito después de la corrección.

Símbolos para la corrección de los dictados.